Proyecto de Tesis

 

Licenciatura en Comunicación Social

 

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

 

U.N.Ju.

 

 

 

 

Título:

 

Para una buena comunicación, lo mejor es empezar por dentro.

La Comunicación Interna en el Centro Cultural y Museo Jorge Pasquini López.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carrera: Licenciatura en Comunicación Social

 

Director de Tesis: Juan Ángel Magariños de Morentin

 

Codirectora de Tesis: Marta Rondoletto

 

Alumno: Carlos Federico González Pérez

 

E-mail: carlosgp@imagine.com.ar

 

L. U. N°: CO – 2052

 

 

 

 

 

Noviembre - 2003

 

 

 

1. Planteamiento del Problema

 

     Toda institución necesita organizarse y comunicarse. Esto es algo que comparten muchos teoricistas. Pero quienes están al frente de numerosas instituciones (presidentes, directivos, etc.) creen que estas acciones se dan de modo natural sin tener en cuenta que conforman una problemática completa y global en la gestión de las organizaciones (Bartoli, 1992)

     Esta investigación pretende indagar la problemática de la Comunicación Interna y la falta de implementación de políticas en ese área, dentro del Centro Cultural y Museo Jorge Pasquini López, desde una perspectiva organizacional y comunicacional. 

     Desde este enfoque, se pudieron identificar en esta institución, los siguientes problemas:

 

 

2. Marco Teórico

 

2.1. La Comunicación Institucional

 

     Definir qué es una Institución es algo complejo, y el término, además, tiene diferentes connotaciones. Muriel y Rota (1.980, Pág. 37), citan a J. H. Fichter (1.974), para quien una institución es “una estructura relativamente permanente de pautas, roles y relaciones que las personas realizan según determinadas formas sancionadas y unificadas, con objeto de satisfacer necesidades sociales básicas”.

     Para Annie Bartoli (1.992), la palabra organización remite a tres significaciones: al acto de organizar, al resultado de ese acto y al conjunto organizado. Por lo tanto, se refiere, al igual que en la primer definición citada, a un conjunto o grupo de personas que se ha conformado con el propósito de alcanzar un fin común (conjunto organizado). Al organizar (acto de organizar) se realiza un proceso de estructuración que permitirá obtener en el grupo mayor cohesión y de esa forma concretar sus objetivos (el resultado de esa acción). Para obtener esa cohesión, toda organización necesita de cierto “orden”, el cual es aportado por la estructura.

     Ambas definiciones hacen alusión a la noción de “sistema”: de ese conjunto estructurado de componentes e interacciones que conforman la organización, se obtienen características que no se encuentran en ninguno de los elementos que la componen, y que ninguno de ellos podría producir por cuenta propia, sin relacionarse con los otros.

     Si una organización es un sistema, estará constituida por subsistemas interdependientes, que necesitarán interrelacionarse unos con otros. Este sistema, a su vez, estará en relación con un suprasistema, enmarcado en un macrosistema. Esa interrelación debe estar organizada, y es aquí donde interviene la Comunicación Institucional.

     Para Bartoli (1.992), la primera relación entre comunicación y organización se da en el momento en que resulta necesario definir circuitos comunicacionales para organizar las unidades de trabajo de una organización, y que para desarrollar esa comunicación interna es menester organizar su puesta en marcha.

     Siguiendo a esta autora, la Comunicación es “acto, objeto y medio de la puesta en común o de la transmisión” (A. Bartoli, 1.992, Pág. 71). Y para ella la comunicación en las organizaciones no dista demasiado de esta definición, ya que “es un conjunto de actos más o menos estructurados; también es un objeto, incluso un ‘recurso’ fundamental de la empresa si se considera la comunicación como fruto de informaciones, en especial operativas” (A. Bartoli, 1.992, Pág. 71). Al entender a la comunicación como un “recurso”, está poniendo a esta disciplina al servicio de la organización.

     Para Muriel y Rota (1.980) la Comunicación Institucional es un Sistema que coordina las partes constituyentes de la Institución, y a esta con sus públicos. Facilita la consecución de objetivos específicos de ambos y así contribuye al desarrollo nacional.

 

     Será necesario entender la comunicación no sólo desde estos enfoques empresariales, sino también, y sobre todo, desde la perspectiva de la acción comunicativa de J. Habermas: “...los sujetos que actúan comunicativamente, en su posición de hablante y destinatario,... se encuentran literalmente a la misma altura” (Habermas, 2003, Pág. 40) La relación interpersonal entre esos sujetos se contrae cuando adoptan la misma referencia al mundo. De acuerdo a un mundo intersubjetivamente compartido, los sujetos hacen “experiencias comunicativas juntos: entienden lo que el otro dice, aprenden, sacan sus propias conclusiones de la ironía, el silencio, de las paradojas, de las alusiones. Sus manifestaciones o emisiones son relativas, ya que su validez puede ser puesta en tela de juicio por otros actores (Habermas, 1987). Esta concepción de la comunicación será tenida en cuenta, al analizar los procesos comunicacionales en la Institución en estudio.

    

 

2.2. La Comunicación Interna

 

     Las organizaciones, en su actuar, generan procesos comunicacionales con diferentes públicos, internos y externos. Este trabajo pretende analizar esos procesos en los públicos internos.

     Las personas que constituyen estos públicos se ubican físicamente en el interior de las instituciones, y están directamente vinculados con ellas, constituyéndolas, a modo de componentes individuales (Muriel y Rota, 1.980). Entre estos públicos y la institución se genera un grado muy importante de dependencia: la institución requiere a los públicos para cumplimentar sus objetivos y, en un sentido básico, para subsistir como sistema.

     La práctica de la comunicación interna implica la planificación de ésta, a partir de una investigación en la institución para conocer los instrumentos en los que se concreta, sus políticas y objetivos y para tomar contacto con y conocimiento de las necesidades de su público interno.

 

     A partir de una reelaboración de los principios y objetivos de la Comunicación Interna, propuestos por Justo Villafañe (1.999), se considerarán para este trabajo los siguientes:

 

Como principios:

 

 

 

 

 

Como objetivos:

 

 

     En principio, en el área de Comunicación Interna, se podrían encontrar dos tipos de canales (Scheinsohn, 2.000):

 

     Los canales de comunicación informales cumplen una función importante, en tanto que complementan a los formales, cubriendo algunas de las dificultades que poseen en cuanto a la transmisión de información y a procesos comunicacionales. Por lo tanto estos canales se generan en calidad de alternativos con respecto de los formales.

 

     Para Muriel y Rota (1.980), tanto la comunicación formal como la informal se dan a partir de redes. Para ellas, una red de comunicación es el camino que sigue el flujo de mensajes y cada uno de los elementos por los que pasa, pudiendo involucrar a dos personas, unas pocas o a toda la organización.

     Estas redes pueden ser formales o informales. Las autoras definen a las primeras como aquellas que están explícitamente señaladas en el organigrama, y pueden derivarse como un diagrama de la estructura formal de la institución. El flujo comunicacional puede seguir distintos caminos: ascendentes, descendentes y horizontales, dependiendo de quién inicia la interacción y quién responde.

     Las redes informales se constituyen cuando el mensaje fluye sin respetar las líneas jerárquicas o funcionales, obedeciendo más a preferencias personales que a estructuras formales.

     Para satisfacer, al menos parcialmente, las necesidades de los sujetos, a las que el sistema formal no da respuestas, aparecen estas redes informales. Los mensajes que circulan por ellas emergen espontáneamente, están menos estructurados y son menos predecibles.

     En esta investigación se tomará este último modelo expuesto, cuya exploración resulta de particular importancia.

 

     Richard Hall (1.983), distingue tres problemas en la Comunicación Interna. Para él los mensajes “se transforman o alteran” cuando recorren el sistema, de modo que cuando son recibidos por el receptor final, este recibe algo diferente al mensaje original, desvirtuando la intención del proceso. Distingue los siguientes problemas:

     Estos problemas se dan de manera interrelacionada y pueden ser simultáneos en una organización.

 

     Con todo, se puede afirmar que la Comunicación Interna representa una de las aristas de mayor importancia dentro de la Comunicación Institucional.

     No hay una metodología definida que se pueda aplicar para resolver los problemas de comunicación en las instituciones, pero sí se deben atender varias cuestiones que, a pesar de que algunas aparenten ser espontáneas, requieren de conocimientos competentes en las áreas de comunicación y organización. Entre ellas se puede mencionar:

 

     Se considera como punto de partida, que es esta condición de sistema, de organismo vivo que vuelve a las instituciones tan dinámicas, por lo cual es muy probable que no tengan un buen desempeño a nivel externo, si no cuentan con una buena planificación y dirección internas como base. “La buena comunicación comienza por casa”. (Scheinsohn, 2000, Pág. 237)

 

    

2.3. Glosario

 

     Es importante dejar en claro el significado que se le dará a algunos términos, en esta Investigación.

     El siguiente Glosario tentativo e inicial, pretende ser ordenador de algunos conceptos en esta etapa inicial de la Investigación. Si llegara a ser necesario modificar alguna definición, se cuidará especialmente la coherencia de la totalidad del trabajo con la definición incluida.

     Como se están definiendo términos de manera explícita, se considera que constituye parte del Marco Teórico.

 

Cultura Organizacional: “se entiende por cultura organizacional los modos de pensar, creer y hacer cosas en el sistema, se encuentren o no formalizados. Estos modos sociales de acción están establecidos y son aplicados por los participantes mientras pertenecen a los grupos de trabajo, incluyendo formas de interacción comunicativa transmitidas y mantenidas en el grupo, tales como lenguajes propios del sistema, liderazgos internos o preferencias compartidas”. (J. Etkin; L. Schvarstein, 1.989, pág. 201). Estas formas de hacer, creer, etc. son aprendidas por un grupo, como necesidad de adaptación a nivel externo y de integración interna. Son consideradas válidas para pensar, sentir y percibir problemas, y se transmiten a los integrantes nuevos. (E. H. Schein, en J. Villafañe, 1.999)

 

Encuesta: técnica de investigación cuantitativa, basada en las respuestas que ofrece una población específica sobre un tema establecido. Implica: combinar cuestionarios y sondeos de opinión, con el propósito de conocer algunas tendencias; limitarse a preguntas precodificadas de un cuestionario. (Mendicoa G., 2.003, Pág. 107).

 

Entorno: es el lugar o terreno en el que la organización realiza su propia actividad.

 

Entrevista: técnica de investigación cualitativa, que se caracteriza por reiterados encuentros cara a cara entre el entrevistador y los informantes, encuentros dirigidos hacia la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas, experiencias o situaciones, tal como las expresan con sus propias palabras (Taylor y Bogdan, 1.986, en Mendicoa G., 2.003, Pág. 125), y en relación con uno o varios temas de interés para la investigación. La entrevista conforma algo mucho más profundo que un intercambio de palabras, ya que se caracteriza por ser más abierta que la encuesta.

 

Identidad de las Organizaciones: la identidad es el “ser” de una organización, su esencia. “Las organizaciones poseen una identidad definida como invariante en el sentido de que su transformación también implica la aparición de una nueva organización. Constituye definición de dicha identidad la enumeración de todo aquello que permita distinguir a la organización como singular y diferente de las demás, todo aquello que si desaparece afecta decisivamente a la organización”. (J. Etkin; L. Schvarstein, 1.989, pág. 156). Involucra tres parámetros imprescindibles: la historia de la institución, el proyecto de organización y la cultura organizacional.

 

Imagen Institucional: es la imagen conceptual que una sociedad se representa mentalmente de una institución. Está configurada por todo el conjunto de actuaciones y mensajes que una institución emite a lo largo del tiempo.

 

Imagen Interna (Endoimagen): la imagen interna de la organización, se refiere a la concepción global de la misma por parte del personal o de su público interno. Algunos autores (Luis A. Sanz de la Tajada, 1.994) consideran que cuanto más compartida sea dicha concepción más fuerte será la cultura corporativa; esto se debe a que los principios y valores de esta ejercen una notable influencia como condicionantes de la imagen a construir. Debe entenderse que esta síntesis interpretativa opera únicamente en los públicos internos y puede no coincidir con aquella que pertenece a los públicos externos.

 

Institución: “una estructura relativamente permanente de pautas, roles y relaciones que las personas realizan según determinadas formas sancionadas y unificadas, con objeto de satisfacer necesidades sociales básicas”. (J. H. Fichter -1.974. En Muriel y Rota, 1.980, pág. 37)

 

Misión: es una declaración explícita del modo en el que la organización piensa satisfacer sus políticas estratégicas.

 

Planificación: proceso sistematizado, a través del cual es posible dar mayor eficiencia a una actividad a fin de alcanzar en un plazo mayor o menor el conjunto de metas establecidas.

 

Políticas estratégicas: es una imagen compartida por los miembros de la alta dirección de una organización sobre lo que quieren ser y cómo llegar a serlo. Expresa un propósito y una dirección.

 

Proyecto organizacional: es un conjunto de proposiciones que tiene una organización para orientar sus objetivos estratégicos de acuerdo con unos principios y a través de unas políticas de acción. Constituye un marco de referencia para que los miembros de la institución conozcan hacia dónde se dirige la misma, cuáles son los valores en los que cree, qué parámetros maneja para decidir en situaciones críticas, entre otras cosas.

 

 

3. Hipótesis

 

     En el Museo y Centro Cultural Jorge Pasquini López (Institución elegida para el desarrollo de esta investigación), se tomará como punto de partida, el siguiente supuesto:

 

En una organización, una comunicación interna planificada es el punto de partida hacia la realización de sus objetivos y hacia una comunicación externa coherente con la primera.

 

     A partir de este supuesto teórico, focalizando aspectos específicos de la Comunicación Interna, y de acuerdo a lo observado en la Institución de estudio, se pueden establecer las siguientes hipótesis:

 

 

 

4. Metodología

 

     Para esta investigación, se tomarán algunos puntos que Jesús García Jiménez (2.000) propone como metodología para el abordaje de la Comunicación Interna. De los desarrollados por él se considerarán:

 

Técnicas de investigación cuantitativa: son descriptivas del fenómeno de la comunicación e imagen internas, pero aportan precisión y fiabilidad a sus resultados. Estas técnicas permiten trabajar con el nivel consciente de los públicos investigados y expresan los resultados en cifras y datos mensurables. La investigación cuantitativa se apoya en la observación y en el método experimental, pero sobre todo en la encuesta estadísticamente representativa de los públicos internos, a partir de la definición del universo y del objeto de estudio.

 

Técnicas de investigación cualitativa: permiten perfilar los atributos específicos de las comunicaciones internas de la organización. Las técnicas cualitativas de investigación han de ser aplicadas a grupos reducidos de los públicos internos, respecto a los cuales no se tiene una representatividad estadística, pero sí tipológica. Las técnicas cualitativas son: la entrevista libre, la entrevista en profundidad, la entrevista semiestructurada, las reuniones de grupo de discusión libre, como las que se utilizarán en esta investigación. Dentro de la investigación cualitativa, se considera a la observación participante como una técnica de importancia para este trabajo. Como es una técnica etnográfica de recogida de datos, es muy útil en el estudio de la cultura y del comportamiento organizacionales, y se basa en la convivencia en el centro de trabajo del investigador con los sujetos a analizar. Será necesario registrar todos los hechos, incluso aquellos de apariencia más intrascendente, con el fin de establecer nexos que permitan explicar el comportamiento de grupo (Villafañe, 1999). En este caso se tendrán en cuenta las observaciones que realiza Habermas respecto de la etnometodología: “Sólo si se conoce la situación de habla puede entenderse a qué se refieren estas expresiones” (Habermas, 1.987, Pág. 175) El intérprete (en el caso de este trabajo, su autor) conoce ya como participante en la interacción, el contexto en que se apoya el hablante, debido a intercambios ya establecidos y a una residencia en al Institución en estudio. El conocimiento del contexto es clave para la comprensión que supone el hablante: una manifestación nunca tiene un significado completo por sí misma, sino en relación al contexto. El investigador sólo puede realizar aportes subjetivos, y estos no constituyen conceptos absolutos y acabados, sino en construcción, y se consideran un discurso social más.

 

     Los datos recogidos a través de estas técnicas, serán sometidos a las operaciones analíticas que se desarrollan a continuación.

 

     Las entrevistas se realizarán a la totalidad del personal del Centro Cultural y Museo Jorge Pasquini López.

     Para el análisis de las entrevistas, se utilizará la metodología propuesta por Juan A. Magariños de Morentín (1.998), la cual resulta de la síntesis entre la Semiótica Cognitiva y el Análisis del Discurso, y considera que a través de los discursos sociales una determinada comunidad se representa e interpreta los fenómenos de su entorno. Se entenderá por discurso todo acontecimiento que construye aquello de lo que habla: es un conjunto (limitado) de enunciados que depende de la misma formación discursiva, que aparecen bajo un conjunto de condiciones de existencia (Foucault, 1970). Tomar los discursos desde una perspectiva de acontecimiento, permite identificar a los enunciados (como acontecimientos discursivos – funciones de aquello que construyen y que es diferente a ellos mismos) y las relaciones entre enunciados.

     A través de un análisis de los discursos en las entrevistas realizadas a los actores que conforman el personal del Centro Cultural y Museo Jorge Pasquini López, se pretende precisar el contenido semántico de los conceptos correspondientes a los términos efectivamente utilizados en los textos seleccionados, cuyo análisis se considera interesante para esta investigación (Magariños de Morentín, 1.998). 

     Los modos de intervención en el discurso social, están encuadrados por un conjunto de reglas de procedimiento, denominadas “operaciones analíticas”. Se utilizarán la normalización y la segmentación, para luego poder construir definiciones contextuales, que permitirán establecer los sentidos de los términos utilizados en los discursos analizados, relacionándolos con el contexto al que dichos términos pertenecen, asociados en un mismo segmento.

     Estas definiciones contextuales se agruparán en diferentes ejes conceptuales y redes secuenciales y contrastantes que permitirán cotejar los distintos significados asignados a una misma palabra o discurso, en diversos contextos.

     Se intentará establecer los distintos (o mismos) significados que les confieren los sujetos que conforman el personal del Centro Cultural y Museo Jorge Pasquini López, a los ejes que surjan del análisis.

 

     Se utilizarán, también, conceptos del Análisis del Discurso propuestos por Teun van Dijk (1995). Para este análisis se prestará atención a distintos puntos que tienen que ver con la semántica lingüística:

     Además se tendrán en cuenta algunos recursos retóricos, que puedan ser identificados en los discursos que se analizarán, como la repetición, la ironía, la metáfora, entre otros, y las implicaciones estilísticas que pueden existir en la utilización de expresiones populares.

 

   El concepto de “discurso” adquiere un nuevo matiz en Teun van Dijk, para quien es un fenómeno práctico, social y cultural. Dice van Dijk, “los usuarios del lenguaje que emplean el discurso realizan actos sociales y participan en la interacción social, típicamente en la conversación y en otras formas de diálogo” (T. van Dijk. 2000. Pág. 21). Además de entender el discurso como se especificó más arriba (Foucault) se tomará a los discursos de acuerdo a este matiz.

     T. van Dijk propone puntos de análisis que son necesarios para establecer vínculos teóricos entre el discurso y la sociedad (van Dijk. 2000). Estos puntos serán tomados para el análisis discursivo de las entrevistas y encuestas a realizarse en la organización especificada antes (o sea, será trasladado al análisis discursivo organizacional). Entonces, tomaremos en cuenta en el análisis, las siguientes nociones: Acción (el discurso es una actividad humana controlada, intencional y con un propósito); Contexto (tener en cuenta las propiedades relevantes en las que se da –sistemáticamente, no casualmente- la situación social); Poder (atendiendo las formas más explícitas como así también aquellas formas de control de las bases mentales de las acciones, como la hegemonía); y finalmente, Ideología (concepto fundamental en los enfoques más críticos del discurso).

     Los estudios críticos del discurso hacen explícitas las conexiones existentes entre el discurso cotidiano, las prácticas de producción de sentido, las estructuras sociales más amplias y la puesta en práctica de las relaciones de poder (D. K. Mumby y R. P. Clair, en T. A. van Dijk. 2000. Cap. 7. Pág. 291)

     Desde el punto de vista del análisis crítico del discurso organizacional, y siguiendo el lineamiento metodológico planteado, nos ubicaremos dentro del enfoque crítico, el cual, además de operar en un nivel descriptivo y observar cómo las prácticas discursivas de los miembros pueden desarrollar significaciones compartidas (como opera el enfoque cultural), se interesa por el problema del poder y el control dentro de las organizaciones, y las considera un sitio de lucha en el que los grupos compiten por moldear la realidad social de la organización de modo que sirva a sus propios intereses. (D. K. Mumby y R. P. Clair, en T. A. van Dijk. 2000. Cap. 7. Pág. 265).

 

     Desde el análisis del discurso político, Jean-Jacques Courtine, en Análisis del discurso político (1981), además de manifestar su postura a cerca de que el análisis del discurso debería avanzar hacia una autonomía teórica, sienta los principios del mismo (según las variantes metodológicas que esta disciplina pudo conocer desde que se inauguró en Francia).

     En primer lugar entiende a los enunciados como “espacios discursivos” finitos, y propone la problemática de la delimitación del mismo, en la “constitución del corpus discursivo”. En segundo lugar propone preocuparse por las relaciones mantenidas entre los términos del texto, que definen la estructura del discurso. La interpretación resultante del análisis se produce de la comparación interna de enunciados. Este autor considera a estos principios, delimitadores de su trabajo: el análisis del discurso político (discurso dirigido por el Partido Comunista Francés a los cristianos).

     Las actualizaciones del análisis del discurso político se realizarán fundamentalmente, a partir de los aportes teóricos sociopolíticos de la comunicación de Ernesto Laclau (Butler; Laclau; Zizek; 2003)

 

     En este trabajo se intentará restablecer estas definiciones y conceptos en el análisis del conjunto de discursos seleccionados en la Institución de estudio, los que delimitarán un campo discursivo de referencia sometido a restricciones que permitirán su homogeneización (a partir de las entrevistas). Por lo tanto las condiciones de producción de esos discursos estarán en íntima relación con las realidades institucionales (esa micro-cultura – cultura organizacional – que se pretende describir y analizar).

 

     Se realizarán encuestas internas a la misma cantidad de actores (los que conforman el público interno de la Institución en estudio), pero además se efectuarán encuestas a un número reducido de personas externas (se estima una cantidad de veinticinco personas) a este Centro Cultural y Museo, para poder contar con opiniones que provengan desde otro enfoque. Estas encuestas también serán sometidas a las operaciones expuestas arriba.

     La observación participante permitirá obtener otros datos, que serán comparados con los provenientes de las encuestas y de las entrevistas. Es importante aclarar que esta etapa ya ha comenzado.

     A través de la percepción personal del autor de este proyecto, como investigador, de lo que ocurra en este Centro Cultural y Museo, se estará incorporando, como ya se dijo anteriormente (Pág. 7), un discurso social más. No se lo considerará como un discurso privilegiado. El investigador sólo puede realizar aportes subjetivos (construir).

 

     Estas operaciones también tienen el carácter de hipotéticas, y constituyen hipótesis metodológicas de trabajo, ya que pueden no resultar ser aptas para las intervenciones de los discursos y pueden no poner en evidencia las relaciones que construyan las explicaciones que se pretenden. Lo mismo debe considerarse en el caso del corpus (determinación del ámbito social del cual van a seleccionarse los datos – personal del Museo y personas externas al mismo, en el caso de esta investigación) y de los fundamentos teóricos que justifican la aplicación de la metodología expuesta para este proyecto. Ambos (Corpus y Marco Teórico-Metodológico) también constituyen hipótesis metodológicas de trabajo (Magariños de Morentín, 1996)

 

     A partir de estas técnicas y operaciones, se intentará dar prioridad a la comprobación de las hipótesis antes definidas, es decir, comprobar que existe:

 

 

5. Bibliografía  

 

 

 

 

 

 

·         COSTA, Joan: Imagen Corporativa en el Siglo XXI. La Crujía Ediciones. Buenos Aires. Argentina. 2001.

 

·         COURTINE, Jean-Jacques: Análisis del discurso político. (El discurso comunista dirigido a los cristianos). Revista Langages. Junio 1981. N°62

 

·         ELDIN, François. El management de la comunicación. Ed. Edicial. Madrid. 1999.

 

·         ETKIN, Jorge; SCHVARSTEIN, Leonardo: Identidad de las organizaciones. Ed. Paidós. Buenos Aires. Argentina. 1989.

 

·         FOUCAULT, Michel: El orden del discurso. Tusquets Editores. Barcelona. 1973.

 

·         FOUCAULT, Michel: La arqueología del saber. Siglo Veintiuno. México. 1970.

 

·         GARCÍA JIMÉNEZ, Jesús: La comunicación interna. Díaz de Santos. Madrid. 2000.

 

·         GONZÁLEZ PÉREZ, Carlos Federico: Propuesta de Cambio de Imagen para Radio Nacional San Salvador de Jujuy. Ponencia en Cuadernos 23. Suplemento. VII Jornadas Regionales de Investigación en Humanidades y Ciencias Sociales. Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. UNJu. 2002.

 

·         HABERMAS, Jürgen: Acción comunicativa y razón sin transcendencia. Edit. Paidós. Buenos Aires. 2003. 1° Ed.

 

·         HABERMAS, Jürgen: Teoría de la acción comunicativa. Vol. I y II. Taurus. Buenos Aires. 1987.

 

·         HALL, Richard H.: Organizaciones: estructura y proceso. Prentice Hall Hispanoamericana. México. 1983.

 

·         HALL, Stuart: Culture, Media & Language. London, Hutchinson. 1980.

 

·         KULEMEYER, Jorge Alberto: Nuevos Rumbos para los Saberes del Tiempo. Artículo.

 

 

 

 

 

·         MENDICOA, Gloria E.: Sobre Tesis y Tesistas: lecciones de enseñanza – aprendizaje. Espacio. Buenos Aires. 2.003.

 

·         MURIEL, María Luisa; ROTA, Gilda: Comunicación Institucional: Enfoque Social de Relaciones Públicas. Ed. Ciespal. Quito. 1980.

 

·         PIÑUEL RAIGADA, José Luis: Teoría de la Comunicación y Gestión de las Organizaciones. Editorial Síntesis S.A. Madrid. España. 1997.

 

·         RAMOS PADILLA, Carlos G.: La comunicación. Un punto de vista organizacional. Editorial Trillas. México, D. F. 1991.

 

·         RASSE, Paul: Les Musées à la lumiere de l’espace public. Histoire, évolution, enjeux. Editions L’HARMATTAN. Paris.

 

·         RASSE, Paul: Patrimoine, construction et médiation des identités locales. Actes du colloque mediation culturelle dans un lieu patrimonial. Ed. Château de Kerjean. 2001. Artículo.

 

·         RONDOLETTO, Marta: Residencia Profesional. Apuntes de Cátedra. 2001.

 

·         SANZ DE LA TAJADA, Luis A.: Integración de la identidad y la imagen de la empresa. Editorial ESIC. Madrid. 1994.

 

·         SCHEINSOHN, Daniel: Comunicación Estratégica. Imagen Corporativa. Ediciones Macchi. Buenos Aires. Argentina. 1993.

 

·         SCHEINSOHN, Daniel: Más allá de la Imagen Corporativa. Ediciones Macchi. Buenos Aires. Argentina. 2000.

 

·         VAN DIJK, Teun A.: El discurso como interacción social. Estudios sobre el discurso II. Una Introducción multidisciplinaria. Ed. Gedisa. Barcelona. 2000.

 

·         VAN DIJK, Teun A.: Texto y Contexto. Semántica y pragmática del discurso. Ediciones Cátedra. Madrid. 1.995

 

·         VILLAFAÑE, Justo. La gestión profesional de la imagen corporativa. Ediciones Pirámide. Madrid. España. 1999.

 

·         WEIL, Pascale: La Comunicación Global. Paidós. Buenos Aires. 1990.

 

 

En Internet:

 

 

 

 

 

 

 

 

6. Cronograma tentativo de actividades.

 

 

Actividades

Meses

1

2

3

4

5

6

7

8

 

Investigación Bibliográfica[1]

 

 

X

 

X

 

X

 

X

 

 

 

 

 

Elaboración del Marco Teórico[2]

 

 

 

X

 

X

 

X

 

 

 

 

 

Observación participante en la organización[3]

 

 

X

 

X

 

X

 

X

 

X

 

 

 

 

 

Entrevistas, encuestas.

 

 

 

 

 

X

 

X

 

 

 

 

Análisis y Procesamiento de los datos

 

 

 

 

 

X

 

X

 

X

 

 

 

Redacción

 

 

 

 

 

 

 

X

 

X

 

 

Corrección y tipeo

 

 

 

 

 

 

 

 

X

 

X

 

Carlos Federico González Pérez

CO – 2052


 

[1] Esta actividad ya ha comenzado.

[2] Esta actividad ya ha comenzado.

[3] Esta actividad ya ha comenzado.